En cada luna llena se reúnen grupos de hombres y mujeres de buena voluntad en el mundo entero para meditar. 

 
El propósito de estas meditaciones grupales es atraer y colaborar con las energías que nos envían los Maestros que trabajan para sanar la Tierra y fomentar la evolución de todos sus seres. 
 
La energía generada por un grupo de siete personas meditando equivale a la de cien personas meditando por separado. 
 
Los días de luna llena son los días de mayor energía, por eso estas meditaciones especiales que nos permiten canalizar estas inmensas energías divinas. 
 
 
Te invitamos a participar con nosotros 
de esta tarea de invocación y servicio.
 
 
En el mundo entero, hay un inmenso grupo de hombres y mujeres, provenientes de diferentes estratos sociales, diferentes religiones, nacionalidades, profesiones y áreas de actividad. No están instituidos objetivamente como grupo, el factor aglomerante que los une es una actitud hacia lo espiritual. Han alcanzado un grado de evolución que les hace conscientes de la unidad intrínseca a todo el universo, han atisbado aunque sea por momentos la Verdad que yace tras el mundo ilusorio de la percepción. 
 
Conocen la existencia de hermanos Maestros, encarnados y desencarnados, que vienen guiando la evolución de la humanidad desde tiempos inmemoriales. Respetan a estos Maestros, por su tarea de servicio como guías y alumbradores del Camino hacia la manifestación del Plan de Dios sobre la Tierra. Confían en la naturaleza divina de todo lo que existe en el universo y anhelan regirse por la Ley del Amor y la Unidad. Son conscientes de sus limitaciones humanas y piden ayuda y guía a los Maestros para trascenderlas. 
 
Con mayor o menor grado de consciencia, se ofrecen como canales de Luz, para hacer que esta llegue a todos los seres: los Grandes Maestros de la Hermandad Blanca tienen una energía tan potente que les hace imposible acercarse a los seres más necesitados, porque su nivel vibratorio es muy diferente; de ahí que necesiten hombres y mujeres de buena voluntad y voluntad al bien que estén dispuestos a ofrecerse como canales de distribución de energías atenuadas a infinidad de grados. 
 
Su propósito es servir a los Maestros en el trabajo de facilitar la evolución de la Tierra y todos sus seres. Además de sus tareas específicas y diversas, tienen un profundo interés por sanarse a sí mismos y a los demás. 
 
A este grupo de hombres y mujeres de buena voluntad y voluntad de hacer el bien, el Maestro Tibetano Djwhal Khul (en su obra de varios tomos canalizada a través de Alice Bailey en los años 30 y difundida mundialmente por la Fundación LUCIS) los llama "el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo". 
 
Este grupo necesita desarrollar dos centros energéticos o chakras que resultan vehículos clave para su misión: el centro del corazón y el de la corona. 
 
El centro del corazón, o cardíaco, es el que requiere ser desarrollado en primer lugar, ya que es a través de él que se transmite y se recibe el amor entre hermanos. 
 
El centro coronario es responsable de canalizar el "amor universal", la comunicación con los Grandes Seres y la propia alma. Difícilmente pueda una persona experimentar amor universal sin experimentar previamente el amor al prójimo. 
 
Una de las formas de desarrollar estos centros chakras, es usarlos para canalizar bendiciones para el planeta Tierra y todos sus habitantes. La Tierra está atravesando momentos desafiantes, en esfuerzos denodados por recuperar su equilibrio ante las agresiones sufridas por la propia humanidad. Es por esto que el Nuevo Grupo de servidores del Mundo se reúne regularmente para meditar en grupo. 
 
Dicen los Maestros que siete personas meditando juntas equivalen a cien personas meditando individualmente. Los días de Luna Llena, son especialmente propicios para meditar ya que la energía se ve potenciada significativamente; de ahí que los grupos de muchas organizaciones mediten en estos días. 
 
La organización mundial de Sanación Pránica de Master Choa Kok Sui, alienta a sus integrantes a formar grupos de meditación en el marco de los fines arriba expresados, y realizar la Meditación en Corazones Gemelos, en forma regular. Esta meditación está especialmente diseñada para acelerar el desarrollo de los chakras corazón y coronario, a través de enviar bendiciones a la Tierra. 
 
El grupo de Sanación Pránica Argentina y hombres y mujeres de buena voluntad, nos reunimos los días de Luna Llena. Ahí las meditaciones son guiadas por gente con experiencia, se brinda más información acerca del propósito particular de la meditación en ese día y se conecta con los grupos específicos que están haciendo la meditación en forma simultánea. Los invitamos cordialmente a unirse a a este servicio. 
 

Estructura de la Meditación 

Hacer ejercicio físico para preparar el cuerpo físico y energético para el fuerte descenso de energía que sobreviene con la práctica de esta meditación. 
 
Invocación al Ser Supremo y a los Grandes Maestros por protección, guía, ayuda e iluminación. 
 
Meditación en Corazones Gemelos. 
 
Conectarse con los demás miembros del grupo y con los demás grupos del país y del mundo, formando una red de luz que los une además a los Maestros y Guías hasta el Señor Cristo y el señor Buda a la cabeza de la Jerarquía. 
 
Realizar 7 veces en voz alta La Gran Invocación, bendiciendo desde el corazón y la corona, con la intención de que los siguientes sectores de la humanidad, se vean inspirados por la luz y el amor en el ejercicio de sus actividades: 
Políticos, gobernantes, legisladores, etc. 
Educadores como instrumento de guía para la humanidad. 
Trabajadores de la salud, médicos, psicólogos, enfermeras, sanadores, etc., para que integren en su trabajo todas las dimensiones del ser. 
Sistema financiero y económico y de negocios, para erradicar la avaricia y la mala utilización del dinero y para que exista mayor abundancia y properidad para la realización de un mundo en armonía y bienestar para todos. 
Artistas, Músicos y Científicos, que produzcan nuevas ideas para promover el bienestar de la tierra entera y todos sus seres y replantear todos los sistemas que atentan contra ello. 
A los diferentes grupos religiosos, místicos, iglesias y creencias para remover su sectarismo y fomentar la unidad espiritual. 
A los proyectos grupales e individuales destinados a promover el bienestar en la Tierra y todos sus seres, así como las intenciones individuales para los seres queridos, amigos y familiares.
Agradecimientos. 
 
Masajes, serie de ejercicios físicos, enraizamiento. 
 
 
 
Confirmar horarios por el tel: 011 4542 0948 
 

Festival de Wesak 

Cada año se celebra un evento excepcional de la mayor trascendencia y que afecta positivamente nuestro devenir espiritual y nos abre puertas para explorar nuestro ser interior y nos lleva por caminos maravillosos. 
 
La celebración del Festival de Wesak o festival del planilunio de Tauro, en el cual el Buda y el Cristo bendicen al planeta Tierra y a toda la humanidad, y nos brindan las herramientas en ese proceso de construcción interior. 
 
En todos los plenilunios la meditación grupal es esencial, procuramos reunirnos el mayor grupo de personas posible para de esta forma al unísono recibir y canalizar las grandes bendiciones y poder, y redirigirlas a nuestros países, a nuestras familias y al trabajo que realizamos en el campo espiritual y en la vida cotidiana. 
 
Este evento que solo se sucede una vez al año 
constituye el evento espiritual más importante del año.
 
La invitación es para que nos hagamos presentes, uniéndonos en alguno de los grupos de meditación del planeta y seamos partícipes de esta extraordinaria celebración y nos demos la oportunidad de ser instrumentos de servicio al bendecir la Tierra.